Publicado: 19 de Noviembre de 2018

Endesa ha presentado su plan estratégico para impulsar la movilidad eléctrica con el que pretende entrar de lleno en la transformación del sector. La eléctrica llevará a cabo este proceso bajo su nueva marca Endesa X con la instalación de 8.500 puntos de recarga eléctricos públicos antes de 2023 y más de 100.000 puntos de recarga privados en residencias y empresas.

La compañía destinará una inversión de 65 millones de euros para acometer lo que define como "el plan de movilidad eléctrica más ambicioso lanzado hasta ahora en España".

El plan se centrará en gran parte en el impulso de la recarga eléctrica en hogares y empresas, los dos puntos que concentran el 90% de los desplazamientos diarios. El plan aquí es lograr instalar 100.000 puntos de suministro ligados a la compra de vehículos eléctricos en los próximos años.

Por otro lado, la compañía prevé un fuerte desarrollo de la infraestructura pública dirigida a cubrir los viajes de largo recorrido o las necesidades de aquellos clientes que no tengan un garaje privado. En este sentido, el plan del grupo pasa por instalar en una primera fase de dos años -2019 y 2020- un total de 2.000 electrolineras a lo largo de los 15.000 kilómetros de vías de alta velocidad que hay en el país. El objetivo es cubrir todos los desplazamientos por el país con al menos un punto de recarga por cada 100 kilómetros de carreteras.

En una segunda fase, la compañía prevé instalar 6.000 puntos de recarga adicionales para reforzar el suministro, con 5.000 puntos en municipios y 1.500 en carreteras. "Vamos a liderar la transformación energética del país. Hay muchas incertidumbres, pero también muchas oportunidades", ha explicado el consejero delegado de Endesa, José Bogas, durante la presentación del plan