Publicado: 10 de Octubre de 2018


Así mismo obliga a afianzar el 10% del coste total de las obras necesarias para conectar a la red de distribución.

Esto perjudica enormemente a los pequeños productores y favorece a los fondos de inversión y grandes compañías eléctricas que disponen de más músculo financiero.

Público